Introduccion


Actualmente, la violencia familiar es percibida al mismotiempo como un asunto de naturaleza pública y social y comouna violación de los derechos fundamentales de las víctimas.

Nosotros creemos que este fenómeno afecta seriamente la viabilidadde una sociedad democrática: si el proceso de socialización enla familia se encuentra atravesado por relaciones de dominación,maltrato y violencia, toda la convivencia entre los ciudadanosestá afectada. Las personas se tornan más permisivas frente a las formas autoritarias de relación. Inclusive en la esfera pública, es
más probable que los individuos tiendan a identificarse en mayorgrado con regímenes autoritarios. Tanto los actores como las víctimasde hechos de violencia tenderán a reproducir más adelantesituaciones de violencia social. Además, la violencia familiar planteaserios obstáculos a cualquier esfuerzo de desarrollo humano, al mantener
una serie de prácticas e ideas que bloquean la libre participaciónde una gran parte de la ciudadanía en la vida económica de lasociedad.

Los jueces de paz, la Policía y las demás autoridades reciben de manera permanente denuncias de mujeres que hansido agredidas; y aunque no haya denuncias, muchas veces toda lacomunidad sabe que los maltratos al interior de algunas familiasson frecuentes.

Un error habitual es suponer que estos casos sólo ocurren en los sectores de escasos recursos y que la violencia familiar es consecuenciade la falta de instrucción y de la pobreza. Esto no es así: la violencia está presente en familias de toda condición social y de todo nivel educativo. Sin embargo, es importante destacar que existen algunos entornos culturales y socioeconómicos que permiten que la violencia se mantenga y sea tolerada.



|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar